Informe del contenido de carbono de base biológica por el método ISO 16620

La aplicación de la norma ISO 16620 para determinar el “contenido de base biológica” se realiza obteniendo una relación de la cantidad de radiocarbono en la muestra desconocida con respecto al estándar de referencia moderno. Esta relación se calcula como porcentaje con las unidades “pMC” (porcentaje de carbono moderno) y es citada como medida analítica. Si el material analizado es una mezcla de radiocarbono actual y carbono fósil (sin contenido de radiocarbono), el valor pMC obtenido se correlaciona directamente con la cantidad de biomasa o carbono de origen animal en la muestra.

Un material derivado completamente de semillas de soja arrojará una cifra de radiocarbono cercana a los 102 pMC. Si se diluye con 15% de carbono a base de petróleo, dará una cifra de radiocarbono cercana a los 87 pMC. El “contenido de carbono de base biológica” de un material se calcula multiplicando este valor pMC por un factor de corrección a fin de considerar el efecto del carbono bomba.

La norma ISO 16620-2, publicada el 1 de abril de 2015, sugiere un valor de 105 pMC como referencia de ajuste (por ejemplo, dividir el pMC entre 1.05 o multiplicar el pMC por 0.95). Se puede utilizar un valor alternativo si la evidencia empírica lo justifica. El valor 2015 de 102 pMC (dividir entre 1.02 o multiplicar por 0.98) se derivó empíricamente. Ahora se ha documentado ampliamente que el valor natural está disminuyendo a una tasa de 0.5 pMC por año. Por lo tanto, a partir del 2 de enero de cada año, el factor de ajuste anterior se reduce en 0.5 pMC (por ejemplo 101.5 para 2016 y 101.0 para 2017).

La norma ISO 16620-2 permite que los resultados sean citados como carbono de base biológica con relación al CARBONO ORGÁNICO TOTAL o al CARBONO TOTAL. El valor final se expresa como % de carbono de base biológica como fracción del carbono total, o como % de carbono de base biológica como fracción del carbono orgánico total, dependiendo del objetivo del análisis, y asume que todos los componentes del material analizado tuvieron vida reciente (dentro de la última década) o son de origen fósil.

ASTM D6866 | CEN 16137 | ISO 16620