COVID-19 Notice: WE ARE OPEN AND OPERATING NORMALLY
Beta Analytic, as a laboratory, is considered an essential business under Florida's statewide Stay-at-Home Order. Taking the necessary measures to maintain employees' safety, we continue to operate and accept samples for analysis. IRELAND - Our forwarding office in Dublin is CLOSED at this time due to the current government restrictions. Please contact us BEFORE sending your samples so we can recommend you the best way to proceed.

¿Por qué verificar el bioetanol?

El etanol se elabora fácilmente a partir de la hidrólisis del etileno, un importante petroquímico. Dos millones de toneladas de etanol derivado del petróleo se producen anualmente. Los principales proveedores son Sudáfrica y Arabia Saudita, pero también existen grandes plantas en los Estados Unidos, Europa y Japón. El etanol derivado del petróleo (etanol sintético) es un solvente industrial ampliamente usado y tiene una variedad considerable de aplicaciones alternas.

Identificar el origen del etanol tiene cuatro importantes propósitos:

  1. Protege los intereses de los productores de biomasa y empresarios que invierten en la producción de bioetanol.
  2. Asegura que el etanol importado declarado como bioetanol tiene una fundamentación correcta y honesta.
  3. Impide fraudes o clasificaciones deshonestas del etanol como bioetanol con el propósito de obtener créditos fiscales.
  4. Proporciona un número de referencia único (usando el método ASTM D6866) que se añade a los requerimientos de verificación asociados con créditos fiscales, distribución, utilización y consumo de bioetanol.

Los créditos fiscales para el uso del etanol en la gasolina (Ley de Política Energética de 2005, H.R.6) se aplican al “bioetanol” o “etanol renovable” y no al etanol derivado del petróleo. La emisión de estos créditos fiscales tendrá que requerir una certificación de que el etanol fue obtenido de fuentes renovables. La prueba reconocida científicamente para esta validación es el método ASTM D6866. Esta prueba distingue inequívoca y cuantitativamente entre materiales producidos a partir de combustibles fósiles como el petróleo, y aquellos producidos a partir de biomasa contemporánea.

El método ASTM D6866 para la verificación del bioetanol

El método ASTM D6866 protege los intereses de empresarios y productores de biomasa que invierten en la producción de bioetanol. El método es utilizado de manera regular por la USDA para identificar productos de origen biológico y se aplica sin modificación para la identificación y cuantificación del bioetanol.

Los importantes créditos fiscales para el uso de bioetanol en la gasolina proveerán una tentación a individuos sin escrúpulos para utilizar etanol sintético (de petróleo). Puede anticiparse que la ocurrencia más común será la dilución de bioetanol con etanol sintético. El método ASTM D6866 es una técnica cuantitativa que permitirá identificar claramente cualquier dilución significativa.

El estándar ASTM D6866 protegerá a la industria de materiales de origen biológico desalentando estos engaños. Contar con una certificación conforme al estándar ASTM D6866 debería ser una condición necesaria para cada lote de bioetanol que sea presentado para obtener un crédito fiscal.

El método ASTM D6866 emplea la técnica de la datación por radiocarbono. La biomasa contiene carbono 14, mientras que los materiales fósiles ya no tienen nada de este isótopo de carbono débilmente radioactivo. Medir las concentraciones de carbono 14 en una muestra de etanol demostrará si el mismo fue fabricado a partir de materiales renovables o a partir de materiales fósiles. Puede anticiparse que en algunos casos habrá una mezcla de bioetanol y etanol sintético.

En muestras con ambos tipos de etanol, el método ASTM D6866 determinará de manera cuantitativa el porcentaje de bioetanol a fin de que se otorgue el crédito fiscal apropiado. Igualmente, el método ASTM D6866 sería una prueba aplicable a la gasolina a granel que contenga concentraciones variadas de bioetanol. La prueba indicaría la cantidad de material renovable en el líquido total. Sin embargo, debe asegurarse que la gasolina esté bien mezclada a fin de que la pequeña muestra que sea tomada sea representativa del tanque de almacenamiento completo. Éste es siempre un tema de preocupación en el análisis de materiales a granel.

El análisis conforme al estándar ASTM D6866 no sólo mide el contenido de carbono 14 de las muestras de etanol, sino también el carbono 13, el isótopo de carbono más estable. La medición del carbono 13 es una parte fundamental de la datación por radiocarbono. Es también, en algunos casos, un medio para verificar la fuente de la biomasa usada en la producción de etanol. El carbono 13 por sí mismo no es adecuado para determinar en forma precisa el contenido de material renovable y fósil en las mezclas.

Aunque el petróleo y el maíz, por ejemplo, tienen diferentes concentraciones de carbono 13, el carbono 13 natural que se encuentra en otros materiales de biomasas tiene valores muy variables. Algunos materiales adecuados para la producción de bioetanol – por ejemplo, la remolacha, la batata, las uvas y otras frutas – presentan valores de carbono 13 generalmente indistinguibles de los encontrados en el petróleo. Esto resultaría en análisis de carbono 13 que arrojarían resultados ambiguos en el caso de diluciones de bioetanol con 10 o 20 por ciento de etanol sintético. Por otro lado, el análisis de la datación por radiocarbono mostraría claramente esta dilución.

Para mayores detalles sobre el proceso de datación por radiocarbono, consulte el estándar ASTM D6866.