ASTM D6866 para Analizar el Contenido de Base Biológica

  • El método ASTM D6866 ha sido inicialmente desarrollado para determinar el contenido de base biológica de los productos del Programa BioPreferencial del USDA
  • El análisis del contenido de base biológica a través del método ASTM D6866 considera apenas el Contenido de Carbono Orgánico Total y no el peso del producto
  • Beta Analytic es uno de los desarrolladores del estándar ASTM D6866
  • Por este método, no se mide el nivel de biodegradabilidad del producto

El método ASTM D6866 fue desarrollado en los Estados Unidos como un método analítico estandarizado para determinar el contenido de base biológica de muestras sólidas, líquidas y gaseosas, utilizando la datación por radiocarbono. El método ASTM D6866 fue específicamente desarrollado por solicitud del Departamento de Agricultura de los Estados Unidos para cumplir con legislaciones que requieren que las agencias federales den preferencia en procesos de compras a los fabricantes que utilizan la mayor cantidad posible de biomasa en sus productos (conforme a lo estipulado en la ley “Farm Security and Rural InvestmentAct” de 2002).

Se concluyó rápidamente que la datación por radiocarbono era la única técnica viable y precisa para determinar el contenido de base biológica de un producto. Un estándar de datación por radiocarbono para uso industrial fue concluido en 2004 y citado en la Ley Federal de los EE.UU. (7 CFR parte 2902).

El método ASTM D6866 es extensamente utilizado en la industria de bioplásticos. Braskem, una empresa brasileña líder en la industria petroquímica, es una de las muchas empresas fabricantes de bioplásticos que utilizan el método ASTM D6866 para certificar el contenido de base biológica de sus productos.

El método ASTM D6866 fue publicado en 2004 por la primera vez. Desde entonces, hubo varias versiones de este estándar. La versión activa actual de la norma es el estándar ASTM D6866-16 vigente desde junio de 2016.

Midiendo el Carbono Renovable por el Método ASTM D6866

El método ASTM D6866 distingue el carbono resultante de insumos contemporáneos derivados de biomasa y el carbono derivado de insumos de origen fósil. La biomasa contiene una cantidad bien caracterizada de carbono 14 que es fácilmente diferenciada de otros materiales, como los combustibles fósiles que no contienen carbono 14. Cuando se conoce la cantidad de carbono 14 en la biomasa, un porcentaje de carbono derivado de fuentes renovables puede ser fácilmente calculado a partir del carbono TOTAL presente en la muestra.

Análisis de contenido biogénico de alta calidad con Beta Analytic

En 2003, con la dirección del USDA, las instalaciones CIRAS de la Universidad Estatal de Iowa emprendió un programa para probar la capacidad de Beta Analytic (así como la de muchos otros laboratorios). En junio de 2004, Beta Analytic había analizado más de 200 productos de origen biológico en condiciones de prueba controladas y entregando todos los resultados en 1-3 semanas. Los resultados confirmaron la capacidad comercial de Beta Analytic para proporcionar un servicio de confianza.

En 2004, BETA se unió al subcomité D20.96 de la American Society for Testing Materials (ASTM) para colaborar en la autoría del ASTM D6866, un estándar para el análisis de contenido de origen biológico utilizando la datación por radiocarbono.

Hoy en día, Beta Analytic es el mayor laboratorio de análisis de contenido biogénico y entrega los resultados de manera rutinaria en 3-5 días laborables.

No se mide el nivel de biodegradabilidad de un producto por el método ASTM D6866

Debemos tomar en cuenta que el método ASTM D6866 apenas cuantifica el contenido de base biológica de un material, pero los resultados no tienen ninguna implicación con su capacidad de biodegradación.

Los términos “de base biológica” y “biodegradabilidad” pueden estar relacionados, pero no son sinónimos o intercambiables. Un material de base biológica incluye plantas o animales, pero eso no significa necesariamente que es biodegradable. Un material es biodegradable apenas si los microbios en el medio ambiente pueden descomponerlo y usarlo como fuente de alimento.

En realidad, algunos tipos de celulosa no son biodegradables, mientras que algunos que son provenientes del petróleo son biodegradables, contrariamente a la opinión popular. Actualmente existen resinas plásticas sintéticas biodegradables, transformándose en fertilizantes, como el papel. También existen materiales bioplásticos, como el biopolietileno de la empresa Braskem, que no son biodegradables.

Otros Temas:

Contenido de Base Biológica – Términos y Definiciones

Programa BioPreferencial del USDA